Una casa pasiva de diseño que permite ahorrar hasta un 80% de energía

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Twittear
Share on linkedin
Compartir
Share on whatsapp
Compartir
  • Esta vivienda tiene 140 m2 y se encuentra en los bosques de Olivebridge del condado de Ulster (Irlanda del Norte)

Olive House es el primer proyecto de vivienda pasiva del arquitecto Alessandro Ronfini, socio de DEMO Architects. La vivienda se ubica en un pintoresco entorno, en los bosques de Olivebridge del condado de Ulster, en Irlanda del Norte. Con sus casi 140 m2, la mayor parte de la construcción se está envuelta en un revestimiento de metal negro con costura vertical, elegido tanto por la ganancia solar como por su longevidad prevista de 30 a 50 años. La cuña, un patio cubierto adyacente a ella y todo el lado noroeste de la casa están revestidos de alerce siberiano.

Threshold Builders se encargó de prefabricar los paneles para las paredes fuera del sitio. Sobre ellas, se colocó un revestimiento que permite aislarlas del aire y la humedad. Las vigas TJI, vigas de madera de ingeniería, similares a una viga en L, con una parte superior e inferior con brida y madera contrachapada en el medio, rellenas con aislamiento de celulosa de paquete denso, refuerzan el aislamiento. Todos los bordes de las ventanas y las puertas se taparon cuidadosamente con cinta hermética, según los estándares passivhaus.

Un elemento que llama la atención desde el exterior es el muro cortina construido con madera. El vidrio de triple acristalamiento se eleva dos pisos, enmarcado por ese alerce siberiano que brilla intensamente. Una ventana similar pero más pequeña en forma de rombo la refleja en el borde opuesto, dando luz y ventilación a uno de los tres dormitorios.

El interior del muro cortina consta de parteluces de madera que son lo suficientemente anchos para servir como asientos y estantes, así como para ofrecer algo de sombra cuando el sol está en ciertos ángulos. Aunque el ángulo de la cuña tallada fue diseñado para minimizar la ganancia solar en el verano, para crear espacios sombreados sombra se instalaron persianas enrollables exteriores.

El interior de la casa destaca por ser luminoso y confortable gracias a una unidad de ventilación Zehnder con precalentador.  Para garantizar el agua caliente, cuanta instaló un calentador de agua eléctrico. Las unidades Mini Split también ayudan a mantener la calefacción y el aire acondicionado, según las necesidades. Con todos estos detalles y sus estándares de construcción Passive House, Olive House consume aproximadamente un 80% menos de energía que una construcción convencional.

En la decoración, destacan con una innegable hegemonía los tonos menta y pastel, inspirados en el período Mid-Mod, es decir, de mediados del siglo XX, con una cocina azul relajante, un baño rosa y amarillo y muebles de sala con bordes curvilíneos. La isla de la cocina que sostiene el fregadero es un óvalo, formado al agregar curvas de madera contrachapada a cada extremo de un gabinete estándar de IKEA. La iluminación debajo de los gabinetes ilumina el área de preparación alrededor del banco principal que destaca por su elegante diseño.

Una oficina está escondida en un desván debajo de los aleros, cuidadosamente ubicada para evitar el resplandor del sol, pero sin que ello impida una bonita vista del estanque cercano. También arriba se encuentra un dormitorio de 11 m2 con la ventana en forma de cuña y otro dormitorio de 30 m2 con una puerta que da a un pequeño balcón.

En la planta baja, el área abierta de estar/comedor/cocina de dos pisos de altura está bañada en luz y una estufa de leña para dotarla de una calefacción adicional y una aspecto bucólico. Un tercer dormitorio de 12 m2 y un baño se encuentran en el extremo opuesto de la casa.

Fuente: https://www.idealista.com/

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe noticias del sector todas las semanas en tu correo electrónico y mantente actualizado de todas las novedades y tendencias del sector ferretero y de la construcción.

Deja un comentario

¡Suscríbete a nuestro boletín!