¿Por qué usar policarbonato translúcido en fachadas de edificios?

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Twittear
Share on linkedin
Compartir
Share on whatsapp
Compartir

Ya sea mezclándose o destacándose, encarnando transparencia o solidez, expresando tosquedad o suavidad, una fachada es el medio a través del cual nos relacionamos con la arquitectura. Cuenta una historia y, a menudo, puede marcar la pauta para el resto del interior. Pero además de definir una experiencia puramente visual, la envolvente de un edificio también debe ser práctica, duradera y tener la capacidad de gestionar adecuadamente las necesidades de iluminación y ventilación natural.

Al fin y al cabo, al ser el punto de contacto con el exterior, es responsable de mitigar los sonidos y brindar protección contra las condiciones climáticas, como el viento, la lluvia, el calor y la humedad. Por lo tanto, al diseñar una fachada, es importante tener en cuenta un equilibrio entre el rendimiento y una estética hermosa. Por supuesto, muchos materiales cumplen con éxito estos criterios. Pero cuando se trata de crear un ambiente reconfortante, lleno de luz y al mismo tiempo garantizar resistencia, facilidad de instalación y versatilidad, las propiedades de los paneles de policarbonato translúcido parecen no tener comparación.

A menudo crea una luz suave y difusa en el interior durante el día y un brillo exterior llamativo durante la noche, el policarbonato es conocido por su interacción de luces, transparencia ambigua y formas abstractas – todo lo cual crea experiencias sensoriales únicas. Sin embargo, a través de su uso en una amplia gama de aplicaciones (en diversos formatos, colores, formas y tamaños), el material también ha demostrado ser tan eficiente y versátil como llamativo y expresivo. Por lo tanto, no es de extrañar que este polímero artificial, que antes solo se reconocía por su uso en invernaderos, se haya convertido en una opción tan popular para revestimientos exteriores y techos en varios tipos de proyectos arquitectónicos modernos.

Con esto en mente, profundizaremos en las propiedades, los métodos de instalación y la flexibilidad de diseño de las fachadas de policarbonato translúcido.

Un termoplástico translúcido que es 250 veces más resistente que el vidrio

Un policarbonato es un polímero termoplástico resistente, amorfo y duradero. Como la mayoría de los plásticos, se fabrica con la destilación de combustibles de hidrocarburos en «fracciones», que luego se combinan con otros catalizadores para producir plásticos mediante polimerización o policondensación. Una vez que se crea el material, se le puede dar forma a través de diferentes procesos, como el moldeo por inyección o la extrusión.

En su forma cruda, el policarbonato es completamente transparente, similar al acristalamiento tradicional. Pero, a diferencia del vidrio, también ofrece diferentes niveles de translucidez –proporcionando una óptima transmisión de la luz– y es una alternativa más ligera, flexible y resistente. De hecho, la fuerza del material le permite resistir temperaturas, rayos UV, impactos y más, cumpliendo con una amplia gama de requisitos de rendimiento. Además, es totalmente reciclable, ignífugo, rentable y proporciona aislamiento.

Instalación rápida, sencilla y eficaz

Otra de las ventajas de las láminas de policarbonato es su facilidad de instalación en fachadas. Con un peso de solo la mitad que los paneles de vidrio tradicionales, transportar y manipular el material es un proceso bastante sencillo y directo. Sin embargo, antes de la instalación, es crucial seleccionar el tipo correcto de paneles: policarbonato de pared doble, que consta de dos capas, o policarbonato de pared múltiple, que consta de tres o más capas. A pesar de tener las mismas propiedades, estos ofrecen diferentes niveles de aislamiento; cuanto más grueso es el panel, más aislamiento. Aunque los métodos de instalación pueden variar, el más común consiste en colocar perfiles de marco, fijarlos a la subestructura del edificio y simplemente colocar cada panel uno tras otro.

Para obtener más información sobre un ejemplo concreto, hablamos con el arquitecto Taiga Kasai de KACH, quien estuvo detrás del diseño de Casa en Yanakacho. En este caso, los paneles se apoyan en perfiles de acero en doble T.

El policarbonato está sostenido por dos líneas en la parte superior e inferior de los marcos de la estructura. Intentamos ocultar la subestructura y los herrajes metálicos detrás del policarbonato para crear una imagen flotante abstracta mientras aseguramos suficiente resistencia a la presión del viento. Además, se utilizó policarbonato ondulado profundo (de 150 mm) con la altura adecuada para evitar una subestructura horizontal en el medio del cerramiento.

Versátiles posibilidades de diseño: algunos ejemplos inspiradores

Además de su alto rendimiento y facilidad de instalación, el policarbonato translúcido brinda una amplia gama de oportunidades creativas, lo que permite a los arquitectos crear fachadas únicas y expresivas. Al transformar la luz solar directa en un destello difuso visualmente atractivo, estas superficies filtrantes se pueden adaptar al estado de ánimo o la atmósfera de casi cualquier proyecto. Aunque se utilizan comúnmente para crear ambientes serenos y relajantes, el efecto también puede ser bastante dinámico, reduciendo personas y objetos en siluetas sutiles con intensidades variables. De esta manera, el material agrega capas de brillo, movimiento y ambigüedad que mejoran la estética de un proyecto al mismo tiempo que brindan la alta funcionalidad que caracteriza a las fachadas de policarbonato.

Por ejemplo, en Casa en Yanakacho, el proyecto se separa de las áreas circundantes con un cerramiento flotante de policarbonato, que fue elegido por los arquitectos después de estudiar varios otros materiales (incluyendo membranas y metal perforado). Finalmente, «se concluyó que el policarbonato translúcido sería el mejor material para el equilibrio de transparencia y translucidez», dice Kasai. En este sentido, los paneles termoplásticos disimulan el espacio privado, filtran la luz solar y aportan un bello aspecto ambiguo.

El policarbonato translúcido puede lograr la imagen de abstracción. Su translucidez deja pasar la luz y oculta objetos específicos. – Taiga Kasai

Por supuesto, la versatilidad del material permite esta y muchas otras posibilidades. Por lo tanto, para explorar más a fondo sus diversas estéticas, a continuación exploramos una serie de inspiradoras fachadas translúcidas de un conjunto diverso de edificios contemporáneos, desde casas y escuelas hasta galerías de arte y mercados.

Gimnasio Nathalie Mauclair / SCHEMAA

Casa Triângulo / Metro Arquitetos Associados

Casa Charvot / Hérard & da Costa

Seasonless House / Casos de Casas

Lan Din / Sher Maker

Sauna en la azotea en Londres / Aalto University – School of Arts, Design and Architecture

País de nunca jamás de policarbonato – Restaurante Aranya para niños / Wutopia Lab

Mercado Temporal de Östermalm / Tengbom

Streetmekka Viborg / EFFEKT

Casa Unimog / Fabian Evers Architecture, Wezel Architektur

Expansión de la Escuela Secundaria Cascade / Neumann Monson Architects

Fuente: https://www.plataformaarquitectura.cl/

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe noticias del sector todas las semanas en tu correo electrónico y mantente actualizado de todas las novedades y tendencias del sector ferretero y de la construcción.

Deja un comentario

ExpoConcreto 2022 | Hotel San José Palacio

X

¡Suscríbete a nuestro boletín!

¡Exhibición, negociación y capacitación!