Casa Collumpio: Arquitectura industrial en Barcelona

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Twittear
Share on linkedin
Compartir
Share on whatsapp
Compartir

La Casa Collumpio en Barcelona. La nueva arquitectura industrial donde la luz, los materiales básicos y líneas rectas forman un edificio con mucho carácter y muy funcional.

La arquitectura industrial de Barcelona siempre sorprende, y más, si decides alejarte del centro en busca de joyas escondidas por los suburbios ¡hay cientos por descubrir! La Casa Collumpio, es una de esas nuevas «pepitas de oro» arquitectónicas que necesitas mirar bien. Esa construcción que encajan en el barrio y, a su vez, lo revoluciona aportando carácter.

La construcción se encuentra en el barrio barcelonés de El Coll, ubicado en el distrito de Gracia. Está en una colina inclinada, cerca del afamado parque Güell, diseñado por Antonio Gaudí.

La vivienda unifamiliar es una construcción contemporánea de estilo modernista, arrebatadoramente industrial y con aspecto exterior de cubo. Ángulos rectos, líneas simples, puras, al estilo de la vivienda prefabricada que muchos están soñando adquirir.

La edificación, está enmarcada por la tradición urbanística de barrio obrero; edificios de hormigón, ladrillos caravista y metal con aspecto austero. Aunque el edificio es una declaración minimalista y de simplicidad arquitectónica en fachada; construcción de acero, vidrio y ese color amarillo ¡encaja perfectamente!

El estilo modernista e industrial lo hace aún más «potente» visualmente. Con fachada a calle y trasera casi transparentes, refleja un edificio abierto donde la luz penetra hasta el último rincón del mismo.

Los encargados de realizar el proyecto son los arquitectos Laia Gelonch y Marc Subirana, del estudio Mach. El proyecto enfatiza en los elementos de construcción básicos, pero bien ejecutados y ensamblados, ante una casa de planta abierta. Una vivienda pensada para evolucionar junto con sus habitantes.

La vivienda comprende un interésate diseño frente al terreno con pendiente y algo estrecho; un cubo de hormigón y acero con aspecto simple, pero efectivo y sin perder funcionalidad (Ver artículo arquitectura del cubo). Como comentan en su web… «La casa pretendía enmarcar y encerrar un trozo de aire».

La estructura de hormigón y acero marca las pautas estéticas de un edificio de tres plantas, prácticamente diáfanas, atravesadas en vertical por la escalera y, por un núcleo central donde se ubican los baños y almacenes.

A pie de calle, recaen dos platas; la baja, semi cerrada para preservar la intimidad en la parte inferior y, el alta, totalmente abierta con grandes ventanales. Por detrás, la planta semisótano alberga una habitación abierta que recae a patio trasero privado. Los otros dos niveles superiores, albergan grades ventanales con vista de 360 grados sobre el fabuloso parque Güell.

La fachada de cristal en la parte delantera de la vivienda, junto con los ventanales traseros, proporcionan que la luz natural inunde todo el espacio.

En líneas generales, el diseño interior minimalista se caracteriza por una paleta de colores neutros y materiales bien combinados; madera, hormigón, acero, se combinan con harmonía. Muebles empotrados y poca ornamentación consiguen esa funcionalidad esperada.

En el nivel inferior, las superficies de hormigón visto del edificio se combinan con techo rematado con bóveda de cerámica, baldosas de terracota y marcos de madera natural en sus ventanas infunden calidez al espacio.

En la planta intermedia, la estructura de acero pintada de blanco y paredes lisas, un techo revestido de madera y el suelo de color claro constituyen un cambio de color que impacta frente a las vistas verdes del Park Güell.

Una isla de cocina de hormigón junto al cubo que alberga los electrodomésticos y almacenaje, realzan la estética minimalista, mientras que una pintura mural en tonos verdes y una escalera metálica pintada de amarillo añaden toques de color.

En el piso superior, un espacio diáfano tipo loft que sirve como estudio y segundo dormitorio. Cuenta con suelos de madera y un techo de metal corrugado junto con ladrillos de hormigón visto, vigas de acero pintadas en blanco y vistas despejadas, realza el carácter industrial de esta construcción singular.

A veces olvidamos, que este tipo de construcción industrializada, si tienen un planteamiento adecuado, funcionan muy bien energéticamente, al estilo de una vivienda con contenedores. Tal como la siguiente imagen:

Solo necesitamos ejecutar bien los espacios, para poder aprovecharnos de todas las bondades de nos ofrece la naturaleza.

Fuente: https://ovacen.com/

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe noticias del sector todas las semanas en tu correo electrónico y mantente actualizado de todas las novedades y tendencias del sector ferretero y de la construcción.

Deja un comentario

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Edición #12

Lee nuestra edición más reciente