Adentro y afuera, sin perder elegancia: cuál es la madera que armoniza interior y exterior del hogar y aporta toques refinados en deco

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Twittear
Share on linkedin
Compartir
Share on whatsapp
Compartir
  • Su uso avanza en revestimientos, cielorrasos, objetos y escaleras para la vivienda. Por características técnicas, también se usa en construcciones navales. Su valor oscila en $10.000 por metro cuadrado. Si da a la intemperie, se recomienda protegerla con algún barniz cada 18 meses

La madera es multifacética. Además de poder levantarse edificios completos con ella, es muy empleada para realizar terminaciones del hogar que otorgan funcionalidad y buen toque deco para que la vivienda luzca reluciente y vistosa.

Entre las maderas más adecuadas para ess está la de Petiribí, un árbol también conocido como loro negro (en el noreste argentino) o afata (en el noroeste) y muy utilizada en espacios interiores y exteriores, porque ayuda a resaltar y armonizar con otros materiales. Algunos también la llaman peteribí.

Fuentes especializadas sostienen que el petiribí se destaca en los revestimientos de pared, cielorraso, escaleras y portones de exterior de la vivienda. También aporta calidez y estilo muy especiales por su coloración y tipo de veta marcada.

Es una madera de color verde grisáceo, oliváceo. De vetas parejas y muy valorada en carpintería y ebanistería.

Daniel Vier, presidente de la Cámara Argentina de la Madera (Cadamda), dijo a Infobae que este tipo de material es “muy dúctil para ser trabajado en todos los procesos de maquinado y acabados. Es una madera reconocida y preciada internacionalmente, muy deseada para la construcción de muebles finos y boiserie (finos revestimientos para interiores). Los carpinteros aprecian especialmente sus placas terciadas, fenólicas y enchapados, porque son sencillos de obrar y se pueden lograr hermosos acabados”.

“Es una madera reconocida y valorada internacionalmente y muy deseada para la construcción de muebles finos y boiserie (finos revestimientos para interiores)” (Vier)

Debido a sus propiedades ornamentales y técnicas, la madera de petiribí se utiliza también en construcciones navales, para timones, escaleras, barandas y tableros. Y en general, en el mundo maderero se aplica en la fabricación de enseres como instrumentos musicales, toneles, piezas torneadas como balaustres, esculturas, molduras, culatas de armas, cabos y mangos de herramientas y marcos de cuadros.

En una vivienda edificada en Escobar denominada Casa Sakura, el Estudio de arquitectura PKa, las vetas del petiribí fueron colocadas armoniosamente en el cielorraso del living, “otorgando una perspectiva minimalista. También se usó en el frente exterior y el portón, el nítido color y su elegancia contrastan con el hormigón que contiene la edificación y los múltiples verdes, en una combinación agradable”, dijo Vier.

Dentro del hogar, la escalera es un reto aparte, en donde cada peldaño parece estar suspendido, casi en vuelo, con barandas finas y elegantes, que brindan sutilmente la seguridad requerida.

En este tipo de madera suelen emplearse aceites naturales y ceras interiores para su mejor durabilidad y optimización.

Ventajas y precios

Esta madera no presenta dificultades para trabajar, copia muy bien las molduras, produce superficies lisas al cepillado, toma muy bien los clavos, tornillos, colas y los diferentes tipo de lustres y acabados que tienen superficies muy lisas y brillantes, por ello es una madera tan preciada para decoración de interior y revestimiento.

El valor por metro cuadrado depende mucho del nivel de trabajo en la que se utilice. Antiguamente era una madera de precio medio, pero hoy por sus prestaciones se encuentra entre las más cotizadas del mercado. Esta a nivel como un lapacho o incienso, que son maderas preciosas y de muy alto valor. Una idea de precio: un metro cuadrado de un revestimiento no estará nunca menos de los $10.000 y según la magnitud de carpinterías eso puede multiplicarse por el tipo de mano de obra especializada que se le imprima.

Vier, agregó que como todas las maderas necesita un mantenimiento. En aconsejable que las que dan al exterior se protejan con algún producto cubritivo (barniz de alta resistencia) cada 12 meses o cada 18 meses. “En el interior, sobre todo en revestimiento de pared, el mantenimiento es mínimo. Esto no quiere decir que sea eterno pero al no tener factores abrasivos o climáticos que la afecten, el estado de la madera (una vez protegida) perdurará por mucho tiempo”.

En escaleras internas

Con petiribí se hacen escaleras que conectan de un piso a otro, muy resistentes, y además se emplean como deco, hoy comunes como percheros incluso toalleros en baños o lavaderos.

“Normalmente se suelen usar piezas encoladas y secas en horno. Siempre la madera tiene que estar seca para su uso, luego se encolan piezas porque se logra una eficiencia técnica mucho mayor, que el hecho de usar una pieza ancha, que simplemente por las propias tensiones de la madera pueda llegar a deformarse. También es mucho más fácil de conseguir tablones de 30 centímetros que una sola pieza”, explicó Vier.

Los tablones para escaleras de 11/2 pulgadas x 25 cm x 70 cm se comercializan a razón de $2.000 por unidad, y las de decoración tipo perchero o toallero parten desde $14.000 por unidad.

Fuente: https://www.infobae.com/

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe noticias del sector todas las semanas en tu correo electrónico y mantente actualizado de todas las novedades y tendencias del sector ferretero y de la construcción.

Deja un comentario

¡Suscríbete a nuestro boletín!